Soluciones de software MRP, ERP, SCM y APS: diferentes pero complementarias (II)

En nuestro post ‘Soluciones de software MRP, ERP, SCM y APS: diferentes pero complementarias (I)’ os explicamos en qué consisten estas soluciones para la planificación y la programación de la producción.

Aunque estos sistemas se usan para el manufacturing, difieren en propósito y funcionalidad. Al tener diferentes objetivos, los resultados que se obtendrán dependerán de cómo se implementen, se integren y se usen.

Hoy hablaremos de las diferencias que hay entre ellos y cómo se complementan.

¿En qué se diferencian los softwares APS, SCM, ERP y MRP?

Un software APS se utiliza principalmente para la planificación y programación; un software SCM se utiliza para obtener visibilidad, colaboración y optimización de la red de la cadena de suministro; y un ERP proporciona el sistema de registro y reglas comerciales.

ERP y MRP vs. APS y SCM

Las soluciones ERP y MRP generalmente no se utilizan con fines estratégicos para la toma de decisiones. Solo se puede usar un sistema APS o SCM para comprender mejor lo que se debe planificar y programar para las operaciones óptimas.

ERP vs. APS y SCM

En un ERP los procesos de planificación de la demanda, el material, la fabricación y la logística generalmente se realizan de forma aislada, teniendo menos visibilidad de las restricciones. Este no es el caso dentro de un SCM o un APS. En estas soluciones, todas las operaciones de planificación de restricciones se realizan simultáneamente en tiempo real, lo que ayuda al usuario a comprender el impacto en cada proceso comercial.

ERP vs. APS

Los ERP son sistemas transaccionales, que operan utilizando tareas repetitivas estándar. En cambio, un APS puede realizar un análisis para ver el impacto que tendrá un cambio de orden en los pedidos de otros clientes. También puede calcular cuál será la solución óptima en función de las limitaciones de material, capacidad y logística.

ERP vs. APS y SCM

Los sistemas ERP no brindan suficientes detalles con respecto a los pedidos de los clientes. En cambio, SCM y APS optimizan y afinan los procesos de planificación, abastecimiento, producción, almacenamiento y entrega.

¿Cómo se complementan los sistemas APS, SCM y ERP?

Si bien todos estos sistemas pueden funcionar solos, sabemos que proporcionan los mejores resultados cuando se ejecutan juntos.

SMC + APS + ERP

Las aplicaciones SCM y APS necesitan un ERP para nutrirse de sus datos centralizados, para poder realizar un análisis cuando se producen cambios en el suministro, la demanda o el proceso de fabricación, y permiten una toma de decisiones rápida o en tiempo real.

Además, las aplicaciones ERP no tienen la capacidad de colocar los requisitos, las limitaciones y las preferencias de los clientes frente a múltiples ubicaciones y geografías de producción.

Pero el uso de un APS permite que los requisitos del cliente se traten de una manera lógica, desde el ingreso de la orden hasta el material de planificación y programación, la capacidad y la logística. Las aplicaciones ERP y APS trabajan juntas para crear el plan más favorable basado en restricciones, capacidad y materiales. Un sistema ERP toma el plan simulado del sistema APS y genera requisitos para diferentes departamentos.

ERP + SCM + APS

Un ERP realiza un análisis completo de los cambios en función de la demanda del cliente. Sin embargo, los fabricantes también necesitáis saber cómo, cuándo y dónde se debe fabricar y entregar el producto. Los sistemas SCM y APS ayudan a hacer estas evaluaciones. Así, cuando un ERP se conecta con un APS, toma en consideración no solo la capacidad, sino también las restricciones de materiales, equipos, personal y logística simultáneamente. Cuando se integran los mismos requisitos de una orden dentro de una aplicación SCM, se comunican de abajo hacia arriba dentro de la red de la cadena de suministro. Esto significará que el proveedor conoce los nuevos requisitos y logística sabe cuándo estará listo el material para que pueda ser entregado al cliente.

Ahora ya sabes qué bien funcionan estos cuatro sistemas para las industrias de planificación y programación intensiva, y probablemente ya te has hecho una idea de qué sistemas pueden ser más útiles para tu negocio. Si estás pensando en dar un paso más, en Bluesmart acompañamos a las empresas en su camino hacia la digitalización. Podemos ayudarte a encontrar la solución que mejor se adapte a ti y a tu negocio.

Cuéntanos tu proyecto.

cursos de verano sobre tecnología en 2018programación de la producción con preactor